Rosácea. Causas y tratamiento con láser.

//Rosácea. Causas y tratamiento con láser.

Rosácea. Causas y tratamiento con láser.

La rosácea es una enfermedad dermatológica común que afecta únicamente al rostro, en particular la nariz, las mejillas, la frente y la barbilla con síntomas de ardor y tirantez y con una gran intolerancia a muchos cosméticos. La rosácea tiene un impacto muy negativo en la calidad de vida de los pacientes porque la sensación de ardor o escozor es muy molesta. Las mujeres son las que  padecen tres veces más que la rosácea de los hombres y sus síntomas van a aparecer alrededor de los 30 años.

Los principales síntomas de la rosácea son:

  • Aparición de granitos (lo que en un principio puede confundirse con acné).
  • Enrojecimiento repentino de la zona afectada, incluso con telangiectasias (visibilidad de los pequeños vasos sanguíneos que hay bajo la piel).
  • Quemazón y tirantez en fases más avanzadas.
  • Engrosamiento de la piel de la frente, nariz y mejillas.
  • Aparición de pápulas y pústulas.
  • Hipertrofia nasal (agrandamiento de la nariz) que incluso puede llegar a causar deformidades.

Hay tres formas diferentes de rosácea y por tanto tres síntomas diferentes:

-La forma vascular: La cual se manifiesta por la presencia de enrojecimiento de forma intermitente.

-La forma papulo-pustulosa:

Es la que combina la rojez con brotes de acné.

-la forma hipertrófica: Es la que se caracteriza por una nariz gruesa deformada.

Sus causas:

Su causa es desconocida, pero podría deberse a una combinación de factores hereditarios y ambientales. Las mujeres son las más propensas sobretodo la de piel clara o la que se expone a los rayos ultravioleta, puede afectarse según las variaciones de temperatura o la ingesta de estimulantes como alcohol y comida picante. También puede desencadenar esta reacción, una anomalía en el funcionamiento de las venas faciales.

Tratamiento:

Actualmente la tecnología láser es la opción más eficaz para el tratamiento la cual consiste en  ‘atacar’ estos vasos para cerrarlos. Esto se consigue mediante la aplicación del láser que es una fuente de energía de destrucción selectiva capaz de eliminar la telangiectasia (vaso dilatado).

Suelen permanecer libres de síntomas hasta 4 o 5 años después de un ciclo de tratamientos (tras la realización de 3 a 5 sesiones de tratamiento).Los tratamientos no suelen exceder más de 20-40 minutos por sesión esto varía según la edad, el tipo de piel, así como de las características y extensión de las lesiones.

En ocasiones, tras una única sesión de láser podemos conseguir un resultado excelente en la atenuación de dichas rojeces. No obstante, suelen ser necesarias varias sesiones de tratamiento con láser (de 3 a 5 sesiones con un intervalo de 4 semanas entre ellas) para corregir notablemente dichas rojeces.

By | 2019-03-11T20:08:57+00:00 febrero 28th, 2019|Enfermedades de la piel|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment